31 de enero de 2013

Le Chevalier D'Eon - Capítulo 1 - "Le Chevalier de Neón"

Reseña por SOGA


Lo primero que quiero decir es que esta serie no es mala, de hecho, notaréis que la respeto y que creo que tiene muy buenos toques como los escenarios y paisajes. ¿Por qué la voy a reseñar? Simplemente porque es una serie MUY peculiar, es histórica, es sobre Francia y sobre todo es que a veces tiene cosas muy muy ridículas. Encontré este anime hará un mes o así, pero hace relativamente poco que me puse a verlo con seriedad, no puedo comprender por qué está doblado (y muy bien doblado) al castellano, jamás podré comprender qué criterios usan para elegir qué emitir en España. Pues vamos allá:

De primeras, la historia nos sitúa en la Francia del siglo XVIII (SÍ, es un anime de franceses con peluca prerrevolucionarios). Nuestro protagonista es por lo visto Charles de Beaumont, el Chevalier d'Eon. Antes de empezar a ver esta serie ese nombre no me sonaba de nada y a decir verdad preferiría que no me hubiese sonado jamás; rápidamente fui a buscarlo a Wikipedia a ver si de verdad existió y para tener una noción de a qué me enfrentaba... y qué coños me encuentro.
Por lo visto, el tal Charles de Beaumont fue una especie de espía del rey Luis XV que según he mirado no se supo nunca muy bien su sexo. O sea, ¿qué cojones? El tipo debía de ser muy afeminado (y tened en cuenta que hablamos de la Francia borbónica donde vestían a los niños de niña para retratarles, de ahí salía lo que salía... Podéis imaginaros lo que puede ser más afeminado que eso) y aprovechó esa cualidad para travestirse a servicio de su rey y espiar a sus enemigos (un trabajo muy digno, sí). También practicaba esgrima y estudió derecho y mil cosas más, miradlo si verdaderamente tenéis interés.

Bueno, a lo que voy, esta serie pinta muy bien de momento. Comienzo a ver el primer episodio.
Lo primero que nos encontramos es una voz en off recitando las primeras palabras del evangelio de San Juan junto a... una mierda de rótulo rojo. Luego salen unas pequeñas muestras de la gran escenografía de esta serie, planos panorámicos, vistas de París... mientras la voz en off se presenta como Charles de Beaumont ya anciano que relata la historia de su juventud desde el punto en el que encuentran a su hermana asesinada flotando en un barquito por el Sena, muy romántico he de decir.
En este punto ya empiezan a salir jeroglíficos raros, más tarde no paran de salir, os lo aseguro.

"...su muerte significó el principio de todo..."

Y...

¿Qué mierdas de rótulos son estos?

En serio, de momento todo parecía muy serio, ¿por qué les da por poner estas cosas? Parece un sable de luz de Star Wars o algo así. LA ESPADA DE NEÓN. Y ante todo, ¿por qué tiene que ser rosa? ¿Qué, qué, qué? No entiendo el propósito de esto.

Bueno, siguiendo... A continuación aparece nuestro protagonista, un chaval con un pelo ridículamente largo para cualquier periodo histórico.
Tras unos pocos paisajes más, salen los jardines de Versalles, que están bastante bien recreados, y, en general, los consiguen ambientar bien con gentes vestidas de época.

Y comienzan a salir personajes históricos. Solo por entretenimiento, comparémoslos con los reales:

Igualitos

Clavadas


Por lo visto parece que a los dibujantes se les trabaron las pelucas y optaron por no ponérselas, gran rigor histórico.
Por otra parte, también sale lo que parece ser el personaje femenino principal de la historia, Anna Rochefort (¡Qué nombre más horrible por Dios!), una noble muy fea que por lo visto era amiga de la hermana del prota.
D'Eón estaba muy unido a su hermana, sigue llorando su pérdida... qué repelús da todo esto.

Nos situamos en París, un tugurio en un callejón es la guarida de la policía secreta de Luis XV. Beaumont, tal como en la versión histórica, es un espía. Según la conversación que tienen él y su compañero de trabajo, está desapareciendo un gran número de mujeres últimamente.
Tras una estúpida serie de escenas de investigación por las calles de París, nuestro prota parece encontrar algo. Desenvaina su espada como si tuviese al demonio delante y se pone a hacer esgrima contra una caja... ¿qué?, la pobre es derrotada deshonrosamente sin poder defenderse y es abierta.

La cara de D'Eón es memorable. ¡Sorpresa! ¡Has abierto la caja con premio! ¡Un cadáver!
La serie no explica cómo narices supo cuál de todas las cajas abrir... ni dónde coño encontró esas cajas... ni qué coño hacen en medio de la calle... ni por qué él en una sola noche descubre más cosas que un batallón de policías secretos durante el resto del tiempo que él está perdiendo en Versalles.
Y por cierto, por lo visto aunque nuestro protagonista es un agente de la ley pasa de todo tipo de orden de registro para abrir compartimentos ajenos. Pobres franceses, normal que dentro de unos años acabaran cagándose en el rey.

De repente hay una pelea contra unos marineros que han salido de no se sabe dónde (pensándolo bien debían ser los propietarios de la caja, normal que se cabreen), pero tranquilos, ¡Beaumont tiene el arma definitiva! ¡UN SILBATO! Con el cual avisa al resto de polis de la ciudad... ¿quién quiere un móvil teniendo un silbato? Por favor... Joder, lo oyen desde distancias inverosímiles.

A continuación más escenas de investigación, un poco de tortura de prisioneros, reflexiones sobre pistas escondidas en un libro muy poco conocido llamado La Biblia... seguro que pone todo lo que necesitas en él, niño. ¡Anda! ¡Que un salmo es algo de la Biblia! Qué cosas se aprenden...

De algún extraño modo consiguen dar con el indicio de que puede que el Duque de Orleans, un superestereotipo francés tío del rey, esté involucrado en las muertes. Por lo visto este tipo es muy liberal y deja hablar de lo que sea en sus jardines..., no quisiese alarmarle, pero es muy cierto que su cabeza va a peligrar como siga con tal postura. En una muy intuitiva mirada, D'Eón logra ver en el bastón del noblísimo el mismo símbolo que en la frente de la víctima lo cual le hace sospechar aún más.

Joder...
Mirad el pelo y la cara de este hombre, qué fabuloso
Y además va de rosa


El Conde de Saint Germain parece estar posicionándose como el malo brujo alquimista de la serie, y tiene un esbirro con un flequillo fantástico por lo visto. 

Y lo que pasa ahora no lo entiendo del todo. Intuyo que se ponen a fisgar por la finca de este hombre (¡Sí! Se ponen a allanar las propiedades de un familiar del rey, muy legal todo). Y en un instante la serie hace que me ahogue en un ataque de risa...


Caras
A este tipo de elementos muy ridículos me refería antes
El señor con bigote de detrás me mata, no puedo mirarle a los ojos durante mucho rato


Y más chicas muertas... y las dejan allí colgando.
Se descubren ciertos papeles que más tarde resulta que Beaumont también ha recibido por correo de una organización secreta que intenta conspirar contra el gobierno de las naciones. La verdad es que no está mal el planteamiento.

D'Eón es un patriota que solo se preocupa por el país y no se cuantas más chorradas blah blah blah. Encontrar al tal ruso malvado que anda suelto.
Más reminescencias de la incestuosa relación que llevaban a cabo el prota y su hermana, la actual cadáver (que la Iglesia no quiere dar sepultura por estar llena de mercurio; se ve que les da asquete).

Y Notre Dame de repente, que horror de cambios de escena... Beaumont ha ido a ver a la reina cornuda (dato histórico: Madame Pompadour, la de antes, era la amante-puta del rey) y de camino se encuentra de nuevo con Anna la fea y con el príncipe Augusto (futuro Luis XVI, nieto de Luis XV).

¡Miradle qué mono!
Y pensar que dentro de unos añitos su cabeza rodaría por la Plaza de la Revolución

Aparece por primera vez Robin, el jovencísimo ayudante de nuestra monarca (se ve que le gustaban muy niños, y claro, su marido a estas alturas...).
La reina está velando a Lia, o sea, la hermana del protagonista. Lleva una bonita calavera que la serie parece no querer explicar aún. Me gusta la voz que le han puesto de señora sufrida.

Más rollo con doña Anna. Más escenas de investigación. Más escenario. Más voz en off. UN MONJE. Más Versalles.
De nuevo aparece el rey en escena, parece estar ocultando algo a D'Eón, qué cabrón.

Se nota que D'Eón y la fea van a acabar juntos... Qué pena, esperaba que la serie me soprendiese. ¿Por qué no retoma la relación con la hermana muerta? Al fin y al cabo gracias al mercurio no se descompondrá, que aproveche.

Y el FBI francés prepara su gran golpe para acabar con la conspiración en París.
Juramento.
Nuestro protagonista es muy hipster, tiene una espada muy original con alitas mientras que el resto de polis llevan espaduchas corrientes.

Pero les sale mal y acaban todos muertos.
Al D'Eón a la base pidiendo socorro se encuentra a su compi muy malherido y... joder.

No me esperaba esto, en serio


Pero consigue escapar gracias a que llevaba puesto el crucifijo que le regaló su hermana y que al parecer quema la piel de nuestro flequilloso sicario CHAN CHAN CHAN... Esto me suena a El Exorcista, ¿no?

Al volver a su casa se la encuentra destrozada y a su sirvienta colgada (del cuello, quiero decir).
D'Eón opta por pegar el crucifijo a la espada con la ayuda de un herrero anónimo, muy inteligente, así aunque mates a un montón de gente con esa espada nunca será pecado.

Se prepara la escena final del capítulo: D'Eón viaja hasta un cementerio y se mete de nuevo en las catacumbas donde encuentra a su colega endemoniado al cual le cae una espada literalmente de la nada.
Tras una patetiquísima escena de evitar la muerte poniendo caras raras: "¡Dios mío! ¡Dios mío!...", D'Eón cae derribado encima de unos muertos y se desmaya.

¡Pero tranquilos!, la figurita de Jesús en el crucifico parece expulsar una línea roja que va escribiendo ella sola, D'Eón se levanta y... 
¿Qué cojones...? ¿Desde cuándo es una mujer?
Espera, no es una mujer cualquiera, es la hermana... claro...
Sí, por lo visto la hermana le posee cuando está en apuros... El planteamiento es original..., pero...
A todo esto el pequeño Robin mirando de lejos sin hacer nada; muy útil el chaval, ya veo. 
La reina hablando con la calavera de antes pero ya arreglada, con vestidito y todo... ¿QUÉEEEE? No lo explican en este capítulo, lo siento.
Y escena de lucha.
Y ending... ¿Pero qué? ¿Son escenas del capítulo siguiente a cámara rápida, QUÉEEEEEEE? No comprendo. Y créditos bajando. La canción no está nada mal.

Afortunadamente esto no pasa en todos los capítulos, para el resto hay un ending común:
Con rótulos de Neón como no.

Primeras impresiones:
Más o menos lo que dije al principio, este anime no está mal, la animación es muy buena y la ambientación lo goza bastante. La Ost de momento no me ha llamado nada la atención, espero que eso cambie.
Pero hay momentos muy ridículos y por lo que he visto se mantiene la tendencia durante toda la serie.
Y viva Francia y viva el absolutismo.

¡Por Luis XV!

¿Qué hago yo viendo esto? 
En fin, entretiene, que no es poco. No sabría si recomendarla de momento, desde luego seguiré viéndola porque la verdad intriga en cierto modo.


3 comentarios:

  1. con la parte de "es posied@ por su hermana" y de que "quema entes con la espada" me ha quitado todas las ganas de verla, un anime semi-histórico, con toques noir en la Francia pre-revolución me parece algo mas que suficiente como para captar la atención del publico (quizá algo que se tomara mas en serio a si mismo, quizá algo tipo que Gosick, que me parece un gran anime hubiera sido perfecto), pero meterle fantasía así, me parece una cagada, lo mas cercano ahora mismo me parece Lincoln cazador de vampiros, creo que la vida de Lincoln era suficiente para una película, y lo probo mas adelante spielberg

    ResponderEliminar
  2. Llamarle reseña a lo tuyo... No entiendo porque hay gente que tiene que ridiculizar lo que no le gusta a toda costa.

    ResponderEliminar
  3. Ahh? Esto es una reseña o que es? O es con ánimo de ser humorístico? No entiendo tu reseña

    ResponderEliminar