30 de junio de 2014

Mogeko Castle - Videojuego - "Gatos que te dan por culo... Literalmente"

Reseña por L.A.

 

  

Voy a ser honesto: no aguanto el gore (gore de verdad, no eso que llaman gore y no pasa de surtidores humanos de sangre), y las historias dramáticas o con impacto me calan demasiado, por lo que procuro evitar ambos casos. De ahí que, pese a que me encante la temática de pesadilla y horror, suela evitar videojuegos o películas con ese tipo de temas. Bueno, hasta que comencé a seguir a un YouTuber, Markiplier, que se dedica a jugar videojuegos como éstos con un punto de humor. Y es que no es lo mismo jugarlos tú y morirte de miedo, que lo haga otro y tú te descojones vivo. Sí, voy por la vía fácil, recriminádmelo. Tampoco es que pueda jugar a mucho con mi PC de 7 años de todos modos, así que…

En fin, no vengo a hacer publicidad de Mark, sólo es parte de la historia. El caso es que, gracias a Markiplier, descubrí los RPG de Horror, que pese a que pueden tener bastante impacto en su historia, gráficamente no suelen tener gore o sustos que te marquen de por vida (lo que no quita que no te den infartos instantáneos en persecuciones o bichos que salen de la nada). Y tras ver las maravillas de Ib y The Witch’s House, pues me animé a jugar yo alguno. El primero que probé fue The Mermaid Swamp. No lo terminé porque perdí los archivos por ahí al hacer limpieza, pero tenía buen ambiente hasta donde jugué… Si lo termino, os cuento qué tal. El segundo, el que os voy a comentar ahora, Mogeko Castle.
Mogeko Castle llama la atención inicialmente por a) sus gráficos y b) los Mogeko. La historia se centra en Yonaka Kurai, una chica de secundaria que está volviendo a casa en tren después de clase, y que se va a volver a reencontrar con su hermano al cual no veía desde hacía mucho (no concretan detalles). Pero se duerme y, cuando despierta, el tren la ha dejado en un mundo habitado por una especie de gatos amarillos… Más salidos que el palo de una escoba al abrir la alacena. 

Por si esperabas una partida al Scalextric
 
Básicamente, el juego va de escapar de vuelta al mundo real sin que te violen esos bichos. Yup. Quién lo diría con esas pintas. En fin, para ser honestos, puedo decir mucho más de la historia, pero esto más que una review quería que fuera una recomendación así que me abstendré de spoilers.
El juego presenta simplemente dos problemas: historia terriblemente lineal y objetos inútiles. No hay casi puzles (los que hay, están tirados), ni hay peleas ni nada. El juego ofrece una gran cantidad de interacciones, desde robar Prosciutto (creo que el italiano del jamón, los Mogeko lo adoran) hasta matar a tus aliados o encerrar Mogekos de por vida, pero lo único que realmente es útil es eliminar a, al menos, uno de los personajes que te ayuden, lo cual te permite acceder al Normal End. Y es algo que recomiendo si no quieres volver a tener que pasarte el juego para desbloquearlo. Por otra parte, los objetos que cojas se clasifican en normales y clave. Los normales puedes conseguirlos de forma ilimitada (salvo el Pimiento Rojo, no sé por qué) y van por rellenar, porque no valen para absolutamente nada. Oh, y la mitad van con temática sexual, como bragas o revistas porno. Los clave son… Pues eso, clave. Los que se usan en algún momento. No puedo decir mucho más que no acabe en spoilers.
Hay 7 Bad End, que son relativamente sencillos de obtener (salen casi todos al tomar decisiones erróneas, yo los saqué a la primera menos el 5 y ése no lo hice por tonto); el Normal End y el Happy End (que de Happy, mis pelotas). No quiero reventarle nada a nadie, pero el único verdaderamente feliz es el Bad End 6… Lo cual no quita que haya finales geniales. El Normal no lo vi venir ni de coña.

Violaciones gatunas implican transformación en alpaca. De toda la vida.
 
No tengo mucho más que decir o criticar sobre el juego, porque la verdad es que el resto son spoilers. El juego viene a ser poco más que una novela visual en RPG, al fin y al cabo. Un par de pequeñas quejas a nivel personal son que la temática rape de los Mogeko viene y va cuando le da la gana al juego, lo cual le quita cierta gracia, y repiten varios sonidos en diversas escenas que suenan bastante cansinos o mal (en la última persecución Mogeko, Yonaka grita de forma random y es pesada que no veas, y tienes el mismo sonido para cortar, penetrar, retorcerse intestinalmente y básicamente todo lo doloroso). Sería lo único malo que tendría que decir, aparte de la gran interactividad inútil, pero el juego es bastante bueno. Me encantó la historia y los personajes, y la Bonus Sala me pareció un premio muy grande para la poca dificultad que tiene el juego, con lo que uno se queda contento incluso habiéndolo terminado. Y si la sorpresa final no iba por tocar las narices, va a haber una secuela épica.
En resumen, no tiene mucho horror y es bastante lineal pese a la gran cantidad de interacciones que ofrece, así como pudieron haber pulido varios detalles como los efectos de sonido, pero los gráficos, la historia y los personajes son bien chulos y a mí me encantó el juego, tanto te pones nervioso en alguna secuencia (bueno, yo soy amateur en esto) como te partes la caja de risa. Dura apenas 3h, es gratis y hay parches tanto en español como en inglés (yo recomiendo bajarlo de la página de vgperson, que es la traductora original). Todo esto dicho, creo que queda clara mi recomendación al respecto.

Psssssssst, ¿quieres caramelos?


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada